Cocó y La pecosa: chicas de revista

Mamá quiero ser artista y salir en las revistas, así lo cantaba la gran Concha Velasco, y nuestros modelos Cocó y Rosemary la pecosa lo han conseguido. Ha sido en la revista GLAMOUR en su edición impresa de febrero. Y como no podía ser de otra manera, en una editorial de belleza. Su rostro sirve para ilustrar productos para marcas como Chanel, Lancôme, Estée Lauder o Givenchy, vamos, la crème de la crème de la cosmética, y yo, como padre de las criaturas no podría estar mas orgulloso ¿A qué padre no le gustaría ver a sus niñas trabajando como modelos para tales marcas? pues eso, orgullosísimo.

En la imagen de izquierda, podéis ver la portada del número de febrero de la revista en cuestión, y me gustaría dar desde aquí las gracias a las personas que han hecho posible esta editorial, a Thomas Mattil (@thomasmattil) por sus estupendas fotos, a Irene Garro (@irenegarro) por su visión y sobre todo a Eva, de ZOE tocados (@zoetocados) que ha hecho posible que todo fluyera hacia este magnífico resultado.

Las modelos elegidas para el reportaje han sido Cocó, de estética años 50 con un claro toque Pin´Up muy marcado en el que Bettie Page fue mi gran inspiración con ese flequillo que se ha convertido en todo un icono y que, como todo lo bueno, en intemporal y nunca pasará de moda.

Pero no está sola en esta aventura, le acompaña, Rosemary, que en su pueblo de Texas es conocida como la pecosa, por su fina piel y esas pequitas que la caracterizan. Para este modelo me inspiré en Sissy Spacek como rostro (y pecas) y en los años 30 como época.

Aún así, hay un punto en toda esta historia que me hace mucha gracia, os explico por qué. A ver, la editorial va sobre belleza y cosmética ¿no? pero hay una cuestión que ni chanel, ni Lauder ni el resto de grandes marcas no se ha dado cuenta, y es que mis chicas son inmortales, son como esos vampiros de películas que no envejecen jamás y que siempre siempre y para los restos de los tiempos se mantendrán así. Tienen esa suerte, no como nosotros pobres humanos que no podemos detener el tiempo y que afortunadamente tenemos recurso; estas cremitas que nos muestra la editorial. Cocó y Rosemary nos sirven de ejemplo de lo que todos buscamos, detener el paso del tiempo.

Por último recordaros que ambos modelos, tanto Cocó como Rosemary, podeis encontrarlas en nuestra tienda online de Visual Shopper junto con el resto de chicas de distintas épocas y distintos estilos ¡busca la tuya! Para facilitarte la búsqueda aqui os dejo el link de nuestro catálogo completo y puedas verlo tranquilamente desde tu casa.

Menú